12 de Junio Día Internacional contra el Trabajo Infantil

Unos 168 millones de niños y niñas son víctimas del trabajo infantil. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) lanzó el «Día mundial contra el trabajo infantil» en 2002 para concienciar acerca de la magnitud de este problema y aunar esfuerzos para erradicar esta realidad.

En el mundo, más de 1500 millones de personas viven en países afectados por conflictos, la violencia o la inestabilidad. Además, cada año, alrededor de 200 millones de personas son víctimas de catástrofes naturales, un tercio de las cuales son niños. Una proporción importante de los 168 millones de niños víctimas del trabajo infantil viven en esas zonas. Por ese motivo, este año nos centramos en abordar el efecto de los conflictos y los desastres naturales en el trabajo infantil.

Olacacia quiere aportar literatura para sensibilizar y visibilizar esta problemática:

Camino a la Escuela. “Viven en medio del desierto, en lo más profundo de la tundra, en un pueblo perdido en la sabana o en la remota ladera de una montaña. Sus padres no tienen dinero y les necesitan para trabajar en las labores de la casa. Por si fuera poco, el camino que lleva a la escuela es largo y peligroso.
Y sin embargo, hay miles de niños en todo el mundo que todos los días recorren decenas de kilómetros para poder asistir a clase, y lo hacen a pesar de las adversidades, de las inclemencias del tiempo o de una geografía desalentadora, pero con un único objetivo en mente: el futuro.
Por su determinación, por su coraje y su voluntad para construirse una nueva vida, estos pequeños héroes de entre diez y trece años son algo más que extraordinarios.”

El Lazarillo contado a los Niños. La autora nos trae la magia de las obras clásicas y las deja a buen recaudo de los más pequeños. El libro cuenta con las bellas ilustraciones del dibujante Francesc Rovira y nos empapan de múltiples aventuras. El Lazarillo de Tormes narra las fortunas y adversidades del joven de Tormes. Una obra que dio origen a la novela picaresca.

 

 

La Música del Viento. Un canto a la esperanza ante el gran reto de erradicar definitivamente la explotación infantil. Un periodista encuentra en una alfombra traída de India un mensaje del niño que la ha tejido. Es una petición de socorro, un grito desesperado, y no puede permanecer ajeno a él. Aunque millones de niños son explotados en el mund o, el mensaje tiene un nombre, Iqbal, y una procedencia: la ciudad de Madurai. Un viaje a la tienda donde fue comprada la alfombra enfrentará al protagonista con la realidad de los niños esclavos que son vendidos por sus propios padres. Iqbal murió hace tiempo, pero en su lugar sigue habiendo niños esclavos, igual que él. El protagonista deberá decidir qué puede hacer un occidental ante lo desconocido y en un mundo que permite la esclavitud infantil. Fiel a sus principios, rescatará a nueve niños que representan a Iqbal. El insólito desenlace de la historia, lleno de fuerza y coraje, es un canto a la esperanza ante el gran reto de la sociedad de erradicar definitivamente la explotación infantil. A partir de 12 años.

Momo. Momo es una niña con un don muy especial: sólo con escuchar consigue que los que están tristes se sientan mejor, los que están enfadados solucionen sus problemas o que a los que están aburridos se les ocurran cosas divertidas. De repente, la llegada de los hombres grises va a cambiar su vida. Porque prometen que ahorrar tiempo es lo mejor que se puede hacer, y pronto nadie va a tener tiempo para nada. Ni siquiera para jugar con los niños. Momo es la única que no cae en la trampa, y con la ayuda de la tortuga Casiopea y del maestro Hora, llevará al lector a una aventura fantástica llena de enseñanzas sobre la amistad, la bondad y el valor de las cosas sencillas. En definitiva, sobre lo que de verdad nos hace felices.

LA HISTORIA DE IQBAL. Un día Iqbal se escapa de la fábrica, porque quiere ser libre. Pero poco después es descubierto y devuelto a su ‘‘cárcel’‘ particular. Sin embargo, Iqbal no se rinde y logra escaparse de nuevo. Esta vez, el joven da con una sociedad dedicada a liberar a los niños esclavos. Así, Iqbal y sus amigos son liberados y empiezan, junto al ‘‘Frente para la liberación del trabajo infantil’‘, su lucha contra la esclavitud de niños. Poco a poco, el nombre de Iqbal suena en todo el mundo, hasta que, un día recibe la noticia de que se la ha concedido el premio ‘‘Juventud en Acción’‘, valorado en quince mil dólares. Este premio le llevará a un viaje hacia la libertad, pasando por Suecia y llegando a Boston, donde recibe el premio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *