Nacimiento de Anna Frank

Desde Olacacia, queremos recordar el cumpleaños de Anne Frank, porque nos parece una figura que ha impactado muchisimo sobre todo en el entorno escolar. Ana Frank era una niña común y corriente. Así como Ana Frank, había también muchos otros niños judíos. Tal como hizo Ana, muchas otras personas escribieron un diario durante la guerra.

Sin embargo, la mayoría de esos diarios no fueron publicados. El padre de Ana, Otto Frank, hizo, al finalizar la guerra, todo lo que estaba a su alcance para que el diario de Ana se publicara, pues consideraba muy importante el mensaje que su hija transmitía en él.

Autora de uno de los testimonios más conocidos de la persecución antijudía nazi que condujo al Holocausto, su diario es uno de los libros más leídos mundialmente siendo texto escolar en muchos países. La importancia del Diario de Ana Frank radica en la confianza que las condiciones más atroces pueden sobrellevarse a través del compañerismo, la solidaridad y la esperanza. Sus palabras dan voz no sólo al millón y medio de niñxs judíos asesinados por el hitlerismo sino a todos aquellos que han sido víctimas de la intolerancia y la persecución. (6 millones de judi@s y 5 millones de personas de otros colectivos; gitan@s, disidentes políticos, homosexuales, testigos de jehóva, discapacitados, prostitutas,…)

Os dejamos aqui algunos libros de ella:

EL DIARIO DE ANA FRANK: NIVEL 4. Cuando Annelies Marie Frank Hollander, más conocida como Ana Frank, cumplió trece años, sus padres le regalaron un cuaderno que ella usó como diario. En él relató sus vivencias y sentimientos durante los casi dos años y medio que vivió escondida de los nazis junto con su familia. Lo tituló”La casa de atrás”y, a día de hoy, se trata de uno de los libros más leídos en todo el mundo.

 

 

ANA FRANK ME LLAMO. Uno de los testimonios más impresionantes del Holocausto judío lo protagonizó una niña alemana que murió a los 16 años en un campo de concentración. Ana Frank había nacido en Frankfurt en 1929 y tres años más tarde su familia debió emigrar a los Países Bajos huyendo del terror nazi. En su Diario recogió la experiencia de vivir oculta en una casa, con su familia y otras personas, intentando eludir la persecución a que los alemanes sometían a los judíos. La ternura, la solidaridad, la esperanza, los miedos, las disputas en un espacio reducido, la monotonía, el amor, el ansia de libertad y un caudal de sentimientos quedan reflejados en las páginas de una chica que soñaba con ser escritora, y que acabó sus días a causa del tifus y de la locura que convulsionó a Europa en la primera mitad del siglo XX.

EL DIARIO DE ANNE FRANK (NOVELA GRÁFICA). Tras la invasión de Holanda, la familia Frank se ocultó de la Gestapo en una buhardilla anexa al edificio donde el padre de Anne tenía sus oficinas. Allí permaneció recluida desde junio de 1942 hasta agosto de 1944, fecha en que sus miembros fueron detenidos y enviados a campos de concentración. En ese lugar y en las más precarias condiciones, Anne, una niña de trece años, escribió su estremecedor Diario: un testimonio único sobre el horror y la barbarie nazi, y sobre los sentimientos y experiencias de la propia Anne y sus acompañantes.

El presente volumen recoge este estremecedor relato bella y delicadamente para volcarlo a la novela gráfica. Una nueva oportunidad de acercarse a una historia que ya forma parte de todos nosotros.

DIARIO.- Edición especial para escuelas con material didáctico.
Tras la invasión de Holanda, los Frank, comerciantes judíos alemanes emigrados a Amsterdam en 1933, se ocultaron de la Gestapo en una buhardilla anexa al edifcio donde el padre de Ana tenía sus ofcinas. Eran ocho personas y permanecieron recluidas desde 1942 hasta 1944, año en el que fueron detenidos y enviados a campos de concentración. En ese lugar y en las más precarias condiciones, Ana, de trece años, escribió su estremecedor diario: un testimonio único en su género sobre el horror y la barbarie nazi, y sobre los sentimientos y experiencias de la propia Ana y sus acompañantes. Ana murió en el campo de Bergen-Belsen en marzo de 1945. Su diario nunca morirá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *