5 de Agosto. Memoria de las 13 Rosas

Que mi nombre no se borre de la historia

Ellas fueron las 13 adolescentes militantes de las Juventudes Socialistas Unificadas, junto a sus 47 compañeros, fusilados en las tapias del cementerio del este de Madrid, el 5 de agosto de 1939.

Concluida la Guerra Civil, el gobierno de la “nueva España” desea acabar con los intentos de reorganización clandestina del Partido Comunista de España (PCE) y las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU) y, apenas un mes y medio después, son detenidas decenas de personas, supuestas militantes del JSU, entre las que se encuentran Carmen, Virtudes, Julia, Blanca, Martina, Pilar, Adelina, Elena, Ana, Joaquina, Dionisia, Victoria y Luisa, de edades comprendidas entre los 18 y los 29 años.

 

TRECE ROSAS ROJAS Trece chicas, siete de ellas menores de edad, murieron fusiladas el 5 de agosto de 1939 en las tapias del cementerio del Este de Madrid. Su delito: ser «rojas». Tras dos años de ardua investigación Fonseca traslada al lector al Madrid de los primeros días de la posguerra, una ciudad víctima del odio y la revancha de los vencedores. La mejor forma de evitar el olvido.

 

 

Las 13 Rosas, 4 Goyas y 14 nominaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *