26 de abril Día de la Visibilidad Lésbica

Un año más celebramos el Día de la Visibilidad Lésbica. La necesidad de la visualización, de la existencia del colectivo se hace más que necesario para poder no ser discriminado y frenar y corregir prejuicios, estereotipo, roles y conductas.

Muchas veces se oyen comentarios de como es posibles que esas chicas sean lesbianas, sino  lo parecen. Las mujeres lesbianas se enfrentan a una invisibilidad constante que claramente se pronuncia en la via pública.

Desde Librería Olacacia queremos reconocer este día, queremos que los más pequeños normalicen la diversidad, queremos que la visibilidad juegue el papel de empatizar. Que la visibilidad permita nombrar las cosas por su nombre. Las mujeres lesbianas, son lesbiana, sin tono peyorativo. Que por mucho que las quieran encasillar cada una, como persona que es, tiene su idiosincrasia.

Por ello queremos sumarnos a todas esas mujeres que se han mostrado en púbico y han manifestado su orientación sexual, porque; lo que no se ve no existe, lo que no se enseña no se ve. Cada vez que una mujer y lesbiana sale publicamente rompe un muro de intolerancia; se suma a la lucha por la dignificación de la persona. Y si, las mujeres lesbianas, se besan, se quieren, se tocan, tienen proyectos individuales y compartidos y sobre todo existen.

Por eso desde la escuela es necesario que se trabaje la diversidad,  la orientación sexual, para poder dar respuesta  a las miles de preguntas que tienen los educandos y que pueden estar motivadas por desconocimiento y curiosidad o simplemente por vivirlo en primera persona y no saber como canalizarlo.

Por ello Olacacia, hace claramente una apuesta por  la literatura infantil y juvenil. La Literatura juega un importante papel en edades tempranas, porque acerca, permite la visualización, la compresión, genera empatía, desarrolla la imaginación de otras estructuras familiares, da expresión a la libertad y fomentan el empoderamiento; pudiendo así en edades tempranas poder tener referentes lésbicos, en este caso, para el desarrollo de una infancia y una adolescencia fuerte y nutrida de autoestima.

Desde Olacacia, os dejamos una selección de libros que tratan estos temas:

Déjame en Paz. Yo soy de colores ¿Y tú?.  La mudanza de toda mi familia: mis madres, mis hermanos y mi perro a Citygris no resultó ser lo que me imaginaba. Una ciudad gris, todo era de ese color, hasta las personas eran grises y el colegio era igual; mi presencia no gustaba y se metían conmigo llamándome ¡Colorines, colorines!. Un cuento para abordar el acoso escolar en edades tempranas y la diversidad familiar.

 

La familia del Ratón Pérez. El día que el ratón Pérez se llevó el diente que se le había caído a Teo, en clase Teo le preguntó a su maestra si el ratón tenía también dos mamás, como le pasaba a él.

 

 

Madre no hay mas que Dos. A Montse se le ha despertado el reloj biológico; por el contrario, Lídia, más enamorada que nunca, se niega a tener un hijo con ella si antes no acepta por completo su lesbianismo y deja de esconderse ante la sociedad. Montse asume el reto: su necesidad de crear una familia con Lídia es tan grande que está dispuesta a todo con tal de conseguir su sueño.Las dos se ponen manos a la obra y explican, paso a paso, lo fácil que puede llegar a ser vivir feliz, sin hacer daño a nadie y aceptándote tal y como eres. El pacto estaba claro: Montse ya no ocultaba su amor por Lídia y había conseguido no avergonzarse de sí misma. Ahora tocaba tener un bebé. Es entonces cuando la pareja se adentra en el mundo de las inseminaciones. Después de tres intentos, Montse se queda embarazada de mellizos.

Cartas a Lucía. Cartas a Lucía nos mete de lleno en una preciosa historia donde las mujeres, sin excusas ni justificaciones, calibran la velocidad de sus vidas en función de sus relaciones con las demás. Lucía es hija de dos madres que se quieren, pero también amiga de la chica que sostiene desde la niñez sentimientos de atracción hacia ella. Un día ambas tropiezan con las cartas que provocarán un conflicto interno en la protagonista: ¿dos madres?, ¿la cárcel?, ¿la muerte?

La Princesa Li. La princesa Li vivía con su padre, el rey Wan Tan, en un hermoso palacio… ella amaba a Beatriz, una chica de una tierra lejana. Las dos eran muy felices hasta que Wan Tan mandó llamar a la princesa: «Había llegado el día de casarse con un joven de la corte». ¡Ven a descubrir lo que ocurrió con Li! El tradicional cuento de magia… pero diferente. Una fábula de igualdad, y sobre todo, una historia de amor.

Mi querida diablo lleva zancos. Sara, Berta y Marta son amigas íntimas. Hace tiempo que se conocen y este verano se preparan para salir a la calle con las carretillas, las grallas y los timbales, vestidas de diablos y dispuestas a pasarlo bien con el fuego mientras bailan y ríen con sus amigos del pueblo. ¡Por fin ha llegado la Fiesta Mayor! Pero este verano no es como los demás. Han terminado el Bachillerato y han conocido a alguien que las hace sonrojarse y tener ese nudo en el estómago que tanto cuesta deshacer. El amor y la amistad se confunden y es difícil aceptar y poner nombre a los sentimientos. Finalmente, el deseo y la pasión convertirán lo que era una amistad en algo más que quizás solamente dure un verano, pero que será decisivo en sus vidas. La autora utiliza parte del lenguaje de chat y móvil para narrar con frescura una historia coral que aborda con naturalidad la homosexualidad femenina.

#lesbianavisible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *